Festival Étnico de la Matanza

Una de las máximas tradiciones de Tehuacán, es el platillo denominado “Mole de Caderas”, del cual surge el Festival de la Matanza, incluido desde 1997 en el directorio de festivales de CONACULTA y declarado patrimonio cultural del estado de Puebla el 22 de octubre de 2004.

La “Matanza” es una tradición que inició en los primeros años del siglo XVII. Al ser introducido el ganado caprino en la Nueva España, comenzó el mestizaje alimenticio que aportó a la gastronomía popular una gran variedad de platillos como: el espinazo al mojo de ajo, espinazo al ajo arriero, ubres riñones, lengua, cabezas, tacos de sesos, frijoles con pata de chivo y lo que con destreza de las cocineras fuera creado.

Registran las crónicas que “desde 1784, cada tercer jueves del mes de octubre, se sacrifica el ganado caprino del cual se deriva una carne con sabor y sazón sin igual”

Los que se dedicaban al negocio de la matanza, mandaban a sus pastores a las costas de Guerrero y Oaxaca. La trashumancia del ganado caprino por la zona de Tehuacán, Tepexi y Acatlán, era para pasar el verano en la tierra caliente. Una vez que ya lo tenían reunido, lo arreaban andando y lo ubicaban en los terrenos donde se cebaba, esto se hacía en los meses de mayo y junio. Cada quince días al chivo se le daba sal y no se le daba agua de beber; en los meses de octubre, noviembre y diciembre el ganado regresaba a las fincas.

Cuenta la historia que los sirvientes solo podían tener los huesos de los chivos que sus patrones comían, y los preparaban con otros ingredientes de temporada como los huajes y los ejotes ayocotes; el resultado final fue el “Mole de Caderas” o “Mole de espinazo”, como le decían anteriormente, que se aclimató fuertemente en la zona Mixteca Poblano-Oaxaqueña.

Según las costumbres, un día antes de que inicie la temporada, se despiertan los matanceros, encienden una fogata en el sitio que se ha asignado para su trabajo, el cual limitan con un cordel y arreglan con hierbas para iniciar con su faena, acto seguido ocurre la “pica”: El primer chivo a sacrificar, es adornado con flor de muerto y ofrecido a los dioses como petición de permiso y adoración por un Tetlale (chaman), matancero que embriagado, entra en contacto con los dioses para enterrar la primera pica con un cuchillo en el cuello del animal, sin embargo en los últimos años, el cuchillo se ha sustituido por la pistola de aire. Cercano el momento del sacrificio, se disponían varias cuadrillas de personas de diferentes lugares de la región que participaban en la matanza.
Los de la cuadrilla de San Gabriel Chilac, por ejemplo, se encargaban de matar al ganado, quitarle la piel y descuartizarlo, los de Zapotitlán Palmas eran los encargados de hacer el chito tasajo, y como éstas, las demás cuadrillas tenían actividades diferentes.

Retomando los antecedentes históricos, el Festival de la Matanza se celebra el tercer jueves de octubre en nuestra ciudad, donde se reúne a la mayoría de las comunidades indígenas de la región mixteca poblana, quienes ofrecen una muestra de sus rituales tales como bodas, danzas sacras y carnavales, este evento culmina con una muestra gastronómica del mole de caderas para degustación de más de mil personas.

Para el inicio de la llamada temporada de matanza, se prepara el festival artístico costumbrista, cuyo eje principal es la presentación de una creación coreográfica denominada Danza de la Matanza. La interpretación está a cargo de una compañía de ballet folklórico local y también de las comunidades de Ajalpan, Zinacatepec, San José Miahuatlán, Chilac y Santa María Coapan, con sus propias danzas nativas.

El objetivo del Festival Étnico de la Matanza 2012 es integrar y mostrar en un solo espacio y tiempo, las producciones culturales más representativas de los procesos culturales de la región mixteca poblana, oaxaqueña y guerrerense, para contribuir en el desarrollo y distribución de los productos creativos, artísticos, intelectuales y de cultura ancestral de los pueblos mixtecos. Así como promover y difundir los patrimonios y diversidad cultural de las 3 mixtecas: la poblana, la oaxaqueña y la guerrerense.

También se pretende ampliar y consolidar el sentido de pertenencia a la región mixteca de la población del municipio y valle de Tehuacán que proviene de diferentes tradiciones culturales en permanente intercambio, pero desconoce el peso mixteco del patrimonio material e inmaterial que determina la cultura e identidad local y reconocimiento como paisanos pertenecientes a una sola región los grupos de música, danza, arte popular, gastronomía, maromeros y demás promotores de la cultura mixteca.

 

Los meses de octubre y noviembre son de fiesta para Tehuacán, ya que abarca la temporada gastronómica del Mole de caderas, visítanos, disfruta nuestro platillo tradicional y déjate conquistar por Tehuacán.

Mira más fotos del Festival de la Matanza >>

Balneario San Lorenzo


Ubicado a 117 km. De la ciudad de Puebla y a 2 km. antes de llegar a Tehuacán, actualmente es el único de los balnearios de aguas minerales que sobrevive.

Cuenta con dos albercas naturales cuya principal característica es que el agua que las provee está naciendo y es corriente todo el tiempo, una alberca olímpica, fosa de clavados, chapoteaderos, canchas de básquetbol, área infantil, fuente de sodas, área de comedor, vestidores, regaderas, toboganes, además de espaciosos jardines arbolados y floridos con bugambilias, pinos y jacarandas que ofrecen sombra y una muy grata vista a los visitantes.
Actualmente como un servicio adicional se está ofreciendo la aplicación de mascarillas faciales de arcilla extraída de los manantiales.
SERVICIOS QUE OFRECE:
2 Albercas naturales de 2 mts de profundidad
1 alberca olímpica con una fosa para clavados
3 chapoteaderos
3 toboganes
4 resbaladillas a orilla de alberca
Cafetería
Dulcería
Vestidores
Baños con regaderas
Área de asadores
Canchas de usos múltiples
Juegos infantiles

PRECIOS
$30.00 entrada general
$15.00 niños
$15.00 Adultos mayores

UBICACIÓN: San Lorenzo: Av.5 de febrero 301 San Lorenzo. 6:00 A 19:00 HRS.

Ver Más Fotos Siguiendo este Enlace

Museo Del Agua

¿Qué es el Museo del Agua?
Es un Innovador espacio educativo que tiene como objetivos:
Concientizar a los visitantes sobre la problematica general del Agua
-Rescatar y exponer de forma interesante la evolució histórica de la cultura Hidro-agro-ecológica que dió origen a las civilizaciones mesoamericanas.
-Recuperar dos elementos fundamentales de la Historia del Valle de Tehuacán-Cuicatlan y de la Región Mixteca:el Agua y el Amaranto,mostrando una visión del presente y proponiendo alternativas para solucionar la carencia futura del Agua mediante la regeneración ecológica de las cuencas.
-Propiciar que durante su recorrido,los visitantes perciban y aprendan a valorar la enorme riqueza acumulada durante los siete mil años de cultura Hidro-agro-ecológica de los habitantes de la región y la gran importancia de recuperar el cultivo y consumo del amaranto de la región Mixteca
Mostrar y promover técnicas y formas de organización social.

¿Quién lo promueve?
Es promovido por alternativas y procesos de Participación Social A.C, que es una organización civil de desarrollo sin fines de lucro,que trabaja desde 1980 con pueblos indígenas marginados,con los programas “Agua Para Siempre” y “Quali”,grupo de empresas sociales cooperativas que opera una cadena agroindustrial que produce nutritivos alimentos elaborados con amaranto de calidad premiada.

¿Como se Financia?
El Museo no tiene fines de lucro.Gracias al pago de cuota de ingreso que hacen los visitantes,se logra la continuidad en la prestación de servicios.la viabilidad económica de este proyecto permitirá ofrecer un apoyo continuo a los pueblos campesinos e  indígenas menos favorecidos de  la Sociedad.

En El Centro Mesoamericano del Agua y la Agricultura podrás conocer y Disfrutar del:
-Museo Del Agua
Expocisión de Cuencas Hidrologicas por medio de una maqueta,que facilita la comprensión de la dinámica Hidro-Agro-Ecológica.
-Terrazas Prehispánicas con siembra de amaranto
Tecnologías de optimización del manejo racional del Agua
Casa Quali-promoción y venta de productos campesinos e indígenas como los alimentos Quali de amaranto y otros  productos artesanales regionales,bajo el concepto de Comercio justo y consumo ético.

Cursos – Taller sobre:
Regeneración de Cuencas
Siembra de amaranto y traspatio
Nutrición con Amaranto

Para grupos y Escuelas:
visitas guiadas
Juegos y Dinámicas tipo Rally
Campamentos
Turismo Cultural y Ecológico
Difusión Culturales

Estas actividades se programan en cada caso y se definen sus Tiempos y Costos
Entrada Público General:
$30.00
50% de Descuento a Estudiantes y Adultos
Entrada Gratis a Niños Pequeños

Martes a Domingo
De 10:00 am A 5:00 pm

Lugar:
Autopista Tehuacán-Oaxaca km 63, salida a San Gabriel Chilac, Puebla

Tel: (238) 371 2550, 371 2533 ext. 108

 

 

San Nicolás Tetitzintla (final)

En esta junta auxiliar no hay elevaciones orográficas salvo pequeñas lomas desprovistas de vegetación en la reserva cerril del ejido donde crecen algunos árboles de mezquite y guaje, pero como está cercado por áreas habitadas por familias de recursos limitados, es frecuente que vayan y corten leña o arranquen de raíz arbustos chicos.

La ausencia de vegetación ha traído como consecuencia que los animales sean también muy escasos, conejos, liebres, ratas de campo, tlacuaches, y el coyote que era numeroso hace algunos años hoy está prácticamente extinto.

Durante el mes de Febrero este lugar vive con fiesta constante ya que es una tradición la celebración del Carnaval antes del miércoles de Ceniza y casi simultáneamente las Fiestas Patronales que se celebran el 15 de Febrero. A estas fiestas llegan cientos de visitantes, hay comparsas muy vistosas, y bailes típicos como el de los “Huehuetones” y el de los “Santiaguitos”, que se han celebrado desde 1896. Lo que en sus principios fue una práctica piadosa de flagelación para purgar culpas entre los Huehues, ahora es una verdadera atracción turística muy singular que vale la pena presenciar; es una fiesta de gran colorido donde además hay actividades recreativas variadas.

Los participantes llevan un sombrero en forma de sorbete, adornado con papel, listones de colores, flores y espejos, y con un paño se cubren la cabeza y la boca y usan una máscara de Huehue o viejo con barbas y dientes de chivo, un saco holgado y tres pantalones encimados para amortiguar el golpe de los látigos.

San Nicolás Tetitzintla (1a parte)

Esta comunidad se ubica al norte del centro de la ciudad de Tehuacán aproximadamente a 2 kilómetros. El significado de su nombre es “lugar donde abundan las piedrecitas”, y colinda al norte con Santiago Miahuatlán, al sur con la zona centro de la ciudad, al oriente con San Pedro Acoquiaco en la parte del Ejido de Tula y al poniente con San Lorenzo Teotipilco.

La evolución que ha tenido en muchos aspectos esta Junta Auxiliar es representativa de lo que ha ocurrido no sólo en Tehuacán ni en nuestro estado de Puebla, sino a nivel nacional:

Durante el período postrevolucionario una parte muy considerable de los terrenos de cultivo de la Hacienda Grande de San Lorenzo porpiedad de Don Alberto Díaz Ceballos se repartió entre trabajadores que vivían en este lugar, se formó el pueblo y el núcleo ejidal y aunque las tierras eran secas, el agua de las galerías filtrantes subterráneas como la de Alhuelican y el Agua del Potrero dieron la humedad y el riego necesario ara que durante décadas los campos fueran productivos y hubiera una cosecha abundante de verduras y flores que eran vendidas en el centro de Tehuacán, prosperaron innumerables huertos donde las granadas, higos, aguacates y membrillos se daban muy bien.

La explosión demográfica fue necesitando más espacios para casas y al modificarse la Ley Agraria que permitió vender los terrenos de cultivo, los asentamientos humanos fueron creciendo al grado tal que hoy existen 22 colonias que han hecho desaparecer la tierra cultivable. Solamente está sin utilizar para este fin la zona cerril, una franja de aproximadamente 400 hectáreas no adecuadas para cultivo que ha sido repartida a los ejidatarios, y que dentro de poco tiempo seguramente será vendida y colonizada.

A mediados del siglo pasado la Embotelladora “Peñafiel” dio trabajo y sustento a miles de personas y no se sintió la falta de productividad en el campo porque el movimiento económico no se detuvo.

Los ejidos se abandonaron y hoy que la demanda de mano de obra industrial ha disminuido, es un triste espectáculo volver los ojos al campo seco, a las aguas que han bajado tanto en sus mantos freáticos que son casi inexistentes o han sido entubadas para proporcionar agua potable, no hay producción de alimentos y las nuevas generaciones que han podido estudiar, frecuentemente tienen que emigrar al país del norte porque no encuentran una colocación que les de lo necesario para vivir.

Textos: Guadalupe Martínez Galindo
Fotografía: ixtelotliyolcan

Feria Gastronómica de la Tetecha en Zapotitlán, Salinas

El próximo 15 de mayo se llevará a cabo la Feria Gastronómica de la Tetecha en la comunidad de Zapotitlán Salinas.
El evento se realizará en las instalaciones del Jardín Botánico “Helia Bravo Holis” a partir de las 11 de la mañana, y contará con la participación de distintas universidades del Estado de Puebla,  así como de instituciones oficiales.

El evento tendrá como objetivo el difundir los diferentes métodos de preparación de este tradicional fruto.

Esta feria se realiza en esta fecha debido a que fruto alcanza su maduración en los meses de abril y mayo

Gastronomía Prehispánica de Tehuacán II

El metate, el comal, el tenamaxtle, el tlíkuilli, las cazuelas y las ollas continúan siendo los elementos básicos de las cocinas de las pequeñas poblaciones del valle de Tehuacán, como lo fueron alguna vez en toda Mesoamérica.

Actualmente la licuadora y el “molino de nixtamal” han reemplazado gradualmente al metate, el sartén al comal, la estufa de gas al tenamaxtle y al tlícuilli, y las baterías metálicas a las ollas y cazuelas. Los platillos locales han sobrevivido a la modernidad, si bien con algunas modificaciones.

Al arreglo de tres piedras que se colocan alrededor del fogón y sirven de soporte a los recipientes se le denomina xróq´ui en lengua nquiva y tenamaxtle en lengua náhuatl.

El tenamaxtle y el comal tienen valores simbólicos para los nquiva, ya que con tres piedras se representa el centro o soporte del mundo, donde existe un fuego continuo; la tierra y el sol se representan como discos enteros o perforados. La forma circular de la tortilla también tiene un valor simbólico relacionado con la tierra y el sol.

En la cosmogonía de los pueblos otomangue se creía que el primer hombre fue hecho de maíz. Por esta razón en las cabeceras de las tumbas nquiva (popolocas) de la fase “Santa María” se colocaban mazorcas de maíz tostado.
Los actuales nquiva y náhuatl comparten la creencia en la existencia de un espíritu del maíz, que vive en las milpas. Al madurar las primeras mazorcas el espíritu del maíz puede emerger de las plantas que ya tienen elotes; es posible verlo al atardecer como un joven vestido de blanco desplazándose velozmente entre las milpas; cuando se aproximan demasiado a él, se introduce nuevamente en el tronco de las plantas. En el Tehuacán prehispánico se representaba al señor del maíz con un rostro en forma de elote tierno; en los murales de Cacaxtla se representa al espíritu del maíz en forma semejante emergiendo de un elote.

El espíritu del maíz y el hombre son inseparables para los otomangue, y por ende, para el pueblo nquiva, así como el sitio donde crecen, florecen y mueren: la tierra. Al encargado de la tierra denominado Tlalpixque en náhuatl, ofrendaban los campesinos del valle mole y tamales antes de inicialr la cosecha.
La gran innovación de Mesoamérica: el nixtamal y la tortilla, la podemos ubicar en el horizonte preclásico y en el mismo borde de la prehistoria, gracias a una rústica estatua de barro de este horizonte que representa a una tortillera.

Textos: Ing. Fernando Ximello

San Lorenzo Teotipilco (final)

manantial-sanlorenzoLa Meseta de San Lorenzo es una Reserva de la Biósfera con vegetación consistente en mezquites y cactus de diferentes clases, ahí se encuentran tres pequeños cráteres de cincuenta metros de diámetro y treinta metros de profundidad aproximadamente llamados “Xihuicos” que tal vez se formaron en épocas remotas por algún aerolito caído del espacio.

La fauna se limita a conejos, liebres, tlacuaches, cacomixtles, mapaches, zorrillos y ratas de campo.

Hay doce escuelas donde se atiende desde preescolar hasta bachillerato y su cercanía a Tehuacán permite que sus jóvenes tengan acceso a la amplia oferta de educación superior que ahí se ofrece.

El núcleo ejidal aprovecha el agua de los manantiales para ofrecer dos balnearios muy visitados: el que está en el centro de su población al sur de la carretera 150 que viene de Puebla, y el conocido con el nombre de Sport Fishing, con instalaciones y servicios más modernos para pasar un domingo familiar feliz.

Son fuente de trabajo para sus habitantes varias industrias maquiladoras y embotalladoras como Agua Brillante.

Su fiesta patronal en honor de San Lorenzo se realiza el 10 de Agosto con celebraciones múltiples religiosas y profanas, juegos mecánicos, fuegos pirotécnicos y animados bailes. También el fin de semana anterior al inicio de la cuaresma hay animadas fiestas de carnaval con vistosas comparsas que bailan alegremente desfilando por sus principales calles eligiendo a la reina y rey feo para que presidan esta tradicional fiesta.

El mes patrio y fin de año son motivo también de bailes, desfiles, y ocasión de saborear las delicias culinarias de este lugar principalmente el Mole de Guajolote que tampoco puede faltar en ninguna fiesta familiar.

foto por EDDO

“El Cerro Colorado”

cerro coloradoEsta elevación es en sí misma un cofre de sorpresas. Su sitio estratégico la hizo ser, desde la época prehispánica,  una altura donde las tribus indígenas vigilaban e hicieron sorprendentes obras de ingeniería; en la parte superior hay una meseta plana sin duda hecha por ellos aprovechando formaciones naturales con un declive para que el agua de las lluvias corra y se acumule en una represa. Construyeron ahí pequeñas pirámides para ser tumbas que actualmente han sido saqueadas.

Después de la época de la Independencia en 1812 en contingente de las fuerzas insurgentes estableció allí un fuerte, y aún se pueden ver algunos vestigios de su ocupación, lo llamaron La Plaza de Armas, era un lugar muy estratégico pues en sus faldas pasaba entonces el camino real que iba hasta Guatemala.

En el libro “EL Cerro Colorado” el arqueólogo Mauricio Galves Rosales hace un estudio y explicación minuciosa de los hallazgos.
Existen multitud de cuevas pequeñas y medianas alrededor de la meseta, donde se puede comprobar que fueron hogares primitivos de los pobladores del valle, hay señales de humo en los techos, paredes recubiertas de barro, y algunas con divisiones interiores hechas por quienes ahí vivieron y tenían el agua del Río Tehuacán que nace en Santa María del Monte y también pasa en sus faldas.

Según los geólogos, el Cerro Colorado se formó en la era Mesozoica, tal vez en la época Triásica, ya que está formado por conglomerado y areniscas rojas, alternando con pizarras grises o negras que contienen plantas fósiles.
Se habla también de sucesos inexplicables como que en las noches con cielo despejado se ven luces que llegan y salen veloces rumbo al espacio por lo que no es extraño que entre los primitivos habitantes del valle le considerara sagrado.