San Nicolás Tetitzintla (final)

En esta junta auxiliar no hay elevaciones orográficas salvo pequeñas lomas desprovistas de vegetación en la reserva cerril del ejido donde crecen algunos árboles de mezquite y guaje, pero como está cercado por áreas habitadas por familias de recursos limitados, es frecuente que vayan y corten leña o arranquen de raíz arbustos chicos.

La ausencia de vegetación ha traído como consecuencia que los animales sean también muy escasos, conejos, liebres, ratas de campo, tlacuaches, y el coyote que era numeroso hace algunos años hoy está prácticamente extinto.

Durante el mes de Febrero este lugar vive con fiesta constante ya que es una tradición la celebración del Carnaval antes del miércoles de Ceniza y casi simultáneamente las Fiestas Patronales que se celebran el 15 de Febrero. A estas fiestas llegan cientos de visitantes, hay comparsas muy vistosas, y bailes típicos como el de los “Huehuetones” y el de los “Santiaguitos”, que se han celebrado desde 1896. Lo que en sus principios fue una práctica piadosa de flagelación para purgar culpas entre los Huehues, ahora es una verdadera atracción turística muy singular que vale la pena presenciar; es una fiesta de gran colorido donde además hay actividades recreativas variadas.

Los participantes llevan un sombrero en forma de sorbete, adornado con papel, listones de colores, flores y espejos, y con un paño se cubren la cabeza y la boca y usan una máscara de Huehue o viejo con barbas y dientes de chivo, un saco holgado y tres pantalones encimados para amortiguar el golpe de los látigos.