Paleoparque las Ventas, Zapotitlán

El Paleoparque de las Ventas esta Aprox, a 45 min de Tehuacán,es un centro de divulgación científica, donde se pretende explicar la historia de la vida  su Evolución y dar a conocer huellas de dinosaurios y fósiles marinos que existieron en el Municipio de Zapotitlán.

Cuenta Con algunas Piezas de Dinosaurios,(Teropodos y Terosaurios) depredadores y Carroñeros que existieron hace 225 millones de Años y que han ido Evolucionado en otras Especies Pequeñas.

Recorridos que Ofrecen:

Cueva de Onix $ 20.00
Salinas $ 20.00
a las Cactáceas $ 40.00

Entrada general $ 30.00

Ver Màs Fotos Dar Click


Complejo Cultural El Carmen (Parte 1).

La historia de este importante recinto se inicia cuando los Frailes carmelitas en el año de 1729, en uno de sus muchos viajes de la ciudad de Oaxaca a la ciudad de Puebla de los Ángeles, y de paso por Tehuacán, quedan maravillados por la diversidad de sus frutos exóticos, su extraordinario clima de eterna primavera, y la hospitalidad y amabilidad de sus moradores.

En esta ciudad ya había un convento, el de los Franciscanos, los Frailes Carmelitas que venían de Oaxaca, pidieron al Virrey de España, que les permitiera fundar un Hospicio, que en aquellos años era una casa para albergar a los Frailes que por aquí pasaban, la cual contaba también con un pulpito y confesionario para las actividades de los religiosos, alquilaron esta casa a espaldas de la parroquia.

Desde esta casa acudían a decir misa a la parroquia, y desde aquí volaban como los Ángeles de paz, al socorro y subsidio espiritual de las almas, esta casa se llamo el Hospicio de Guadalupe. En todas partes hay gente piadosa que haciendo obras importantes para disfrute de la gente no duda en ceder sus propiedades.

Entre está gente encontraba un matrimonio formado por Dn.Juan del Moral y Doña. María Luisa de Veristayn, fueron los donadores de los solares que se necesitaban para la construcción del Convento Carmelitano, estos trámites para la construcción se demoraron un largo tiempo.

Cuando al fin pudieron dar inicio a las obras edificaron primero un Hospicio y aquí se pasaron a vivir los Frailes, era de adobe y sencilla construcción, viviendo los Frailes en el solar en que se haría la construcción del convento fue más sencillo vigilar que los trabajos fueran con el tiempo necesario y de los mejores materiales.

Prueba de todo ello, es el estado en que se encuentra el Convento a través de los siglos.

Ver más fotos del Complejo Cultural el Carmen

San Nicolás Tetitzintla (1a parte)

Esta comunidad se ubica al norte del centro de la ciudad de Tehuacán aproximadamente a 2 kilómetros. El significado de su nombre es “lugar donde abundan las piedrecitas”, y colinda al norte con Santiago Miahuatlán, al sur con la zona centro de la ciudad, al oriente con San Pedro Acoquiaco en la parte del Ejido de Tula y al poniente con San Lorenzo Teotipilco.

La evolución que ha tenido en muchos aspectos esta Junta Auxiliar es representativa de lo que ha ocurrido no sólo en Tehuacán ni en nuestro estado de Puebla, sino a nivel nacional:

Durante el período postrevolucionario una parte muy considerable de los terrenos de cultivo de la Hacienda Grande de San Lorenzo porpiedad de Don Alberto Díaz Ceballos se repartió entre trabajadores que vivían en este lugar, se formó el pueblo y el núcleo ejidal y aunque las tierras eran secas, el agua de las galerías filtrantes subterráneas como la de Alhuelican y el Agua del Potrero dieron la humedad y el riego necesario ara que durante décadas los campos fueran productivos y hubiera una cosecha abundante de verduras y flores que eran vendidas en el centro de Tehuacán, prosperaron innumerables huertos donde las granadas, higos, aguacates y membrillos se daban muy bien.

La explosión demográfica fue necesitando más espacios para casas y al modificarse la Ley Agraria que permitió vender los terrenos de cultivo, los asentamientos humanos fueron creciendo al grado tal que hoy existen 22 colonias que han hecho desaparecer la tierra cultivable. Solamente está sin utilizar para este fin la zona cerril, una franja de aproximadamente 400 hectáreas no adecuadas para cultivo que ha sido repartida a los ejidatarios, y que dentro de poco tiempo seguramente será vendida y colonizada.

A mediados del siglo pasado la Embotelladora “Peñafiel” dio trabajo y sustento a miles de personas y no se sintió la falta de productividad en el campo porque el movimiento económico no se detuvo.

Los ejidos se abandonaron y hoy que la demanda de mano de obra industrial ha disminuido, es un triste espectáculo volver los ojos al campo seco, a las aguas que han bajado tanto en sus mantos freáticos que son casi inexistentes o han sido entubadas para proporcionar agua potable, no hay producción de alimentos y las nuevas generaciones que han podido estudiar, frecuentemente tienen que emigrar al país del norte porque no encuentran una colocación que les de lo necesario para vivir.

Textos: Guadalupe Martínez Galindo
Fotografía: ixtelotliyolcan

Feria Gastronómica de la Tetecha en Zapotitlán, Salinas

El próximo 15 de mayo se llevará a cabo la Feria Gastronómica de la Tetecha en la comunidad de Zapotitlán Salinas.
El evento se realizará en las instalaciones del Jardín Botánico “Helia Bravo Holis” a partir de las 11 de la mañana, y contará con la participación de distintas universidades del Estado de Puebla,  así como de instituciones oficiales.

El evento tendrá como objetivo el difundir los diferentes métodos de preparación de este tradicional fruto.

Esta feria se realiza en esta fecha debido a que fruto alcanza su maduración en los meses de abril y mayo

Gastronomía Prehispánica de Tehuacán II

El metate, el comal, el tenamaxtle, el tlíkuilli, las cazuelas y las ollas continúan siendo los elementos básicos de las cocinas de las pequeñas poblaciones del valle de Tehuacán, como lo fueron alguna vez en toda Mesoamérica.

Actualmente la licuadora y el “molino de nixtamal” han reemplazado gradualmente al metate, el sartén al comal, la estufa de gas al tenamaxtle y al tlícuilli, y las baterías metálicas a las ollas y cazuelas. Los platillos locales han sobrevivido a la modernidad, si bien con algunas modificaciones.

Al arreglo de tres piedras que se colocan alrededor del fogón y sirven de soporte a los recipientes se le denomina xróq´ui en lengua nquiva y tenamaxtle en lengua náhuatl.

El tenamaxtle y el comal tienen valores simbólicos para los nquiva, ya que con tres piedras se representa el centro o soporte del mundo, donde existe un fuego continuo; la tierra y el sol se representan como discos enteros o perforados. La forma circular de la tortilla también tiene un valor simbólico relacionado con la tierra y el sol.

En la cosmogonía de los pueblos otomangue se creía que el primer hombre fue hecho de maíz. Por esta razón en las cabeceras de las tumbas nquiva (popolocas) de la fase “Santa María” se colocaban mazorcas de maíz tostado.
Los actuales nquiva y náhuatl comparten la creencia en la existencia de un espíritu del maíz, que vive en las milpas. Al madurar las primeras mazorcas el espíritu del maíz puede emerger de las plantas que ya tienen elotes; es posible verlo al atardecer como un joven vestido de blanco desplazándose velozmente entre las milpas; cuando se aproximan demasiado a él, se introduce nuevamente en el tronco de las plantas. En el Tehuacán prehispánico se representaba al señor del maíz con un rostro en forma de elote tierno; en los murales de Cacaxtla se representa al espíritu del maíz en forma semejante emergiendo de un elote.

El espíritu del maíz y el hombre son inseparables para los otomangue, y por ende, para el pueblo nquiva, así como el sitio donde crecen, florecen y mueren: la tierra. Al encargado de la tierra denominado Tlalpixque en náhuatl, ofrendaban los campesinos del valle mole y tamales antes de inicialr la cosecha.
La gran innovación de Mesoamérica: el nixtamal y la tortilla, la podemos ubicar en el horizonte preclásico y en el mismo borde de la prehistoria, gracias a una rústica estatua de barro de este horizonte que representa a una tortillera.

Textos: Ing. Fernando Ximello

Tehuacán, Turismo

moledecaderas

Hay una gran variedad de zonas turísticas, tanto naturales como culturales. Entre sus atractivos arquitectónicos están el convento y la Iglesia de El Carmen, La Catedral de Tehuacán, la Iglesia de San Francisco, El Templo de El Calvario y el Complejo Cultural El Carmen que alberga varios museos.

Sus atractivos naturales más importantes son los manantiales de Garci-Crespo, Peñafiel, El Riego y San Lorenzo. Una zona arqueológica de interés es “La Mesa” en la Junta Auxiliar de San Diego Chalma, resguardada y en progresivo descubrimiento por el INAH, al oriente de la ciudad.

Para los turistas que gustan de los deportes extremos, Tehuacán es una zona excelente para practicar ciclismo de montaña dada su orografía. Las pistas más conocidas para practicar este deporte son la de la Calera y la Cantera.

La ciudad ha sido sede de competencias de Ciclismo de Montaña a nivel estatal y regional.

Otro atractivo turístico es la comida: en otoño el Mole de Caderas y los Chiles en Nogada; además de los muéganos, un dulce tradicional de Tehuacán, que se puede encontrar en cualquier esquina del centro.

En la segunda quincena de octubre se realiza desde hace cientos de años “La Matanza” multitudinaria de caprinos cuya carne es materia prima para el “Chito”, carne seca de excelente gusto y gran demanda. Mucho turismo se atrae con las delicias culinarias que se preparan con cada parte de estos animales especialmente criados y alimentados para que tengan un sabor muy especial.

Tehuacán y Juntas Auxiliares

El Municipio de Tehuacán tiene además de la cabecera municipal doce juntas auxiliares: San Pedro Acoquiaco, San Lorenzo Teotilpilco, Santa María Coapan, San Nicolás Tetitzintla, Inspectoría de San Vicente Ferrer, San Diego Chalma, San Pablo Tepetzingo, Santa Cruz Acapa, San Marcos Necoxtla, Magdalena Cuayucatepec, Santa Ana Teloxtoc, Santa Catarina Otzolotepec, San Cristóbal Tepeteopan.

Las cinco primeras ya forman el área conurbada de la ciudad y han hecho crecer la mancha urbana en forma explosiva, por que se han creado muchos asentamientos irregulares a los que es muy difícil dotar de servicios municipales por estar en áreas ecológicas protegidas y reservas territoriales destinadas a usos distintos.

Tehuacán ocupa un lugar importante en riquezas endémicas, ya que existe un treinta por ciento de plantas y fauna nativa por su topografía en las regiones desérticas y semidesérticas.

Tehuacán es un vocablo náhuatl que significa “teo” Dios, “hua” Posesión, “can” Lugar; es decir, “lugar de dioses”.
Es una ciudad, municipio y cabecera municipal ubicada en el sureste del Estado a 130km de la Ciudad de Puebla, a 250km de la Ciudad de México y a 320km de la Ciudad de Oaxaca. A una altitud de 1,676 metros sobre el nivel del mar.

textos: Guadalupe Martínez Galindo

Tehuacán Mágico, El Municipio de Tehuacán.

tehuacan cactusEs uno de los 217 municipios del Estado de Puebla, el segundo más importante después de la capital del estado central de la Repúbilca Mexicana.
Según el último censo de población del INEGI, en 2005 tenía una población de 260,923 habitantes, el 4.85% del total de la población del Estado; con una superficie de 390.4 km. cuadrados.

Muchos estudios arqueológicos le han dado la primacía de haber sido hace casi diez mil años uno de los lugares donde más antiguamente comenzó a cultivarse el maíz, debido a que los asentamientos humanos datan de aquella época.

Los estudiosos de los primeros grupos que habitaron nos dicen que fueron nahuas, popolocas, mixtecos y mazatecos, que seguramente por un tiempo muy largo convivieron en tribus poblando el valla; dedicados principalmente a la agricultura y al pastoreo. Se dice que aproximadamente en el año 1345, tribus chocho popolocas que habitaban en la zona que hoy es Coapan se fueron a establecer junto al manantial de Alhuelican, cerca de Calcahualco, en el sitio que se conoce como Tehuacán Viejo.

Después de que los españoles conquistaron Tenochtitlan, al poco tiempo quedó también bajo su dominio Tehuacán, y el 16 de marzo de 1660 los caciques indígenas compraron a la corona española el título de Ciudad que había sido subastado quedando a partir de esa fecha reconocida oficialmente como Ciudad de Indios de Nuestra Señora de la Concepción de Tehuacán y Cueva.